BRAVA%20LOGO%20OFICIAL_edited.png

A partir del 1 de septiembre no se pagarán impuestos federales por pandemia de covid-19

No es un regalo. El año próximo deberá devolver lo que no le fue descontado estos cuatro meses

Miércoles 02 de Septiembre de 2020 3:53 AM

Por AP

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Washington.- A partir de este 1 de septiembre y hasta el 31 de diciembre, los trabajadores de Estados Unidos podrían ver más dinero en sus cheques de pago.

Esto, debido a que hoy entra en vigor la orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump para el diferimiento en el pago de impuestos federales por la pandemia de covid-19.

Esto significa que durante los meses de septiembre a diciembre, los trabajadores que tengan un pago de hasta $4,000 cada dos semanas, dejarán de pagar los impuestos federales de Seguro Social.

Estos impuestos representan el 6.2% del total del pago a un trabajador, por lo que por cada $1,000 se le descuentan $62 de ese impuesto.

Karem Razo, analista y agente de impuestos, explicó los puntos básicos de cómo funcionará esta regla que se aplicará a partir de este martes:

Aplica a quienes tienen ciertos ingresos

La orden ejecutiva del presidente Donald Trump establece que el diferimiento de los impuestos federales del Seguro Social deberá aplicarse a aquellos cuyos salarios cada dos semanas sea menos de $4,000 antes de impuestos.

Si alguien gana más de esa cantidad, continuará pagando impuestos de forma normal.

Es un diferimiento, no un regalo

Los impuestos que no se paguen entre septiembre y diciembre del 2020, se deberán pagar en los primeros cuatro meses del 2021.

La palabra clave es “diferimiento” 

Se trata de un dinero que se da ahorita para enfrentar la crisis por la pandemia de covid-19, pero que deberá ser devuelto entre enero y abril del próximo año.

Es decir, si ahora no se le descuentan los impuestos de $62 por cada $1,000 de ingresos, en los primeros meses del próximo año se le descontarán $124 por cada $1,000.

“Yo sugiero las personas hagan un ahorro con ese dinero porque si no, en los primeros meses del año próximo van a tener problemas”, dijo Razo.

Es voluntario, pero no depende de los trabajadores

La orden ejecutiva del presidente Donald Trump estableció que las empresas no tendrán la obligación de entregar esos impuestos al gobierno entre septiembre y diciembre del 2020, lo que provocará que este dinero no se descuente de los empleados.

La participación de los empleadores es voluntaria, por lo que algunos quizá no apliquen la medida.

Los trabajadores no tienen decisión en el tema. Si su empleador decide entrar en el diferimiento, no se le descontarán los impuestos en los próximos cuatro meses.

Si su empleador no participa de esta medida, todo continuará normalmente y los impuestos sí le serán retenidos.

Dejó una puerta abierta

En su orden ejecutiva, el presidente Donald Trump dio instrucciones al secretario del Tesoro para “explorar vías para eliminar la obligación de pagar los impuestos diferidos”.

Es decir, que en estos cuatro meses se buscará involucrar al Congreso para que se apruebe una medida legislativa que “perdone” el pago de los impuestos que no se descontaron y no tengan que pagarse en los primeros meses del 2021. Pero no hay nada seguro aún, por lo que como está hasta ahora, sí deberán reembolsarse.

El presidente tiene la facultad solamente de diferir el pago de impuestos en caso de una emergencia nacional, pero no de ’perdonarlos’, eso solo lo pueden hacer los legisladores cambiando las leyes, explicó Razo.

BELLEZA Y ESTYLO FB PROMO.jpg