BRAVA%20LOGO%20OFICIAL_edited.png

Las autoridades demócratas expresan su preocupación por la intervención policial de la Administración republicana

Jueves 23 de Julio de 2020 10:39 AM

Por Redacción

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

El presidente, Donald Trump, ha anunciado este miércoles el envío de “cientos” de agentes federales a varias ciudades con la intención, según ha dicho, de rebajar la tasa de criminalidad.

La bautizada como Operación Leyenda ha sido iniciada “con éxito” ya en Kansas City, Missouri, según el presidente, en respuesta a la muerte a tiros de un joven en su casa el mes pasado.

Ahora continuará en ciudades como Chicago, Illinois, y Albuquerque, Nuevo México.

El envío de agentes del FBI, el Departamento de Seguridad Nacional (con 100 oficiales del departamento de Investigaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ICE) y otras agencias federales forma parte en principio de lo que está ocurriendo en los últimos días en Portland, Oregón, donde oficiales federales, en ocasiones sin identificación, están deteniendo a manifestantes 

presuntamente bajo el paraguas legal de la orden ejecutiva emitida por Trump para proteger monumentos.

Con un lenguaje alarmista, como el que ha empleado en el pasado para describir la inmigración ilegal, Trump calificó a las ciudades lideradas por alcaldes demócratas como fuera de control y arremetió en contra de la “izquierda radical”.

"En las últimas semanas ha habido un movimiento radical para defender, desmantelar y disolver nuestros departamentos de policía", dijo Trump en un evento de la Casa Blanca, y culpó al movimiento de "una impactante explosión de los tiroteos, asesinatos, y crímenes atroces de violencia".

"Este derramamiento de sangre debe terminar", dijo. "Este derramamiento de sangre terminará".

La decisión de enviar agentes federales a ciudades estadounidenses se está desarrollando en un momento hiperpolitizado, cuando Trump está tratando de demostrar que respalda a las fuerzas del orden público y describe a los demócratas como débiles ante el crimen.

A menos de cuatro meses de las elecciones presidenciales, Trump ha estado emitiendo advertencias de que la violencia empeoraría si su rival demócrata Joe Biden es elegido en noviembre, mientras trata de ganarse a los votantes que podrían ser influenciados por ese mensaje.

EL MUNDO DEL TACO 2.jpg