BRAVA%20LOGO%20OFICIAL_edited.png

Cuando sea trabajo, sé menos ansioso, factor clave para el éxito

Tener disposición al 100 por ciento no es sinónimo de triunfar... hacerse el difícil tiene lo suyo

Miercoles 24 de Junio de 2020 7:26 PM

Por Medios

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Cuando estaba en la universidad, siempre era la primera en levantar la mano en clase (aunque debo decir que con esa conducta no hice muchos amigos). Ahora que soy escritora independiente, esa misma ansiedad por trabajar no me es ajena (traducida en respuestas inmediatas y algo más que el emoji ocasional). Ser cordial y estar dispuesta es lo mío, ya sea con correos electrónicos, mensajes en Twitter, mensajes por Slack, lo que se te ocurra.

Y aunque la sabiduría convencional dicta que debemos recibir con entusiasmo todas las oportunidades que se nos presentan, hacernos los difíciles de vez en cuando tiene sus ventajas.

Un estudio tras otro han demostrado que las oportunidades se consideran más valiosas a medida que se vuelven más escasas, lo que significa que las personas desean más aquello que no pueden tener, de acuerdo con Robert Cialdini, un destacado experto en influencia y autor de Pre-Suasion: A Revolutionary Way to Influence and Persuade.

Cialdini afirma que “el principio de la mesura dicta que las personas se sienten más atraídas a esas opciones u oportunidades que son escasas, únicas o cuya disponibilidad decrece”. El motivo detrás de esta idea está relacionado con la psicología de la “reactancia”, es decir, cuando creemos que algo es limitado para nosotros, solemos querer más.

Para nuestra suerte, de acuerdo con los expertos, es posible aprovechar este concepto y aumentar nuestro atractivo en aspectos como negociaciones y ascensos laborales. Entonces, si acostumbras entusiasmarte demasiado con cada pequeña oportunidad que se te atraviesa, te presentamos algunas formas de mantener el equilibrio.

 

Sé menos paciente

Mostrarte siempre disponible puede jugar en tu contra, de acuerdo con Jeremy Nicholson, un psicólogo social que se enfoca en la toma de decisiones, la influencia social y las dinámicas interpersonales. Esto se resume en términos económicos: si no estás disponible y hay mucha demanda, tu valor aumenta.

Piénsalo de este modo: si te emociona mucho una oportunidad laboral, podría interpretarse como que tienes poca demanda. Una razón más para actuar con calma. Hacer que algo se perciba como difícil de obtener, comentó Nicholson, “suele aumentar la percepción del valor, si no es que el valor real”.

Parte de hacer que esto funcione significa mantener tu entusiasmo a raya.

“El exceso de entusiasmo puede ser un síntoma de ingenuidad o parecer desesperación pura y dura”, afirmó John Lees, un estratega de carreras profesionales que vive en el Reino Unido y es autor de How to Get a Job You Love.

Cuando se trata de algo como las negociaciones de compensación, deja claro que en realidad estás interesado en saber más acerca de la oportunidad, sugirió Lees, pero haz que se note que estás consciente de tus habilidades y tu valor comercial.

Si te buscan gerentes de contratación o clientes potenciales, Nicholson recomienda responder de manera respetuosa ante su interés, pero sin que parezca que estás demasiado ansioso. En otras palabras, que “eres selectivo respecto a las personas con quienes trabajas, pero considerarías trabajar con ellos o para ellos”.

Nicholson aconseja que tengas confianza y seas firme con respuestas como: “Bueno, estoy trabajando en otros proyectos, pero podría darle prioridad al suyo, si así lo desea”. Al mostrar un interés selectivo, estableces que eres un objetivo difícil, pero no tanto como para ofender a la persona que busca entablar una relación contigo, explicó, sino que más bien dejas claro que tienes otras opciones. “Además, les das prioridad porque ellos también son valiosos para ti”.

Si te sigue inquietando parecer demasiado ansioso, date tiempo de pensar bien antes de responder un correo electrónico o de usar el teléfono.

Mejor aún: muévete. Tomarte un momento para dar una caminata ha demostrado que reduce el estrés y aumenta tu bienestar. Esto permite que tu cerebro se apacigüe un poco,  El objetivo es aminorar tu ansiedad de modo que puedas enfocarte en la negociación en turno.

CORTE TROPICAL FB PROMO LULU.jpg