BRAVA%20LOGO%20OFICIAL_edited.png

TEXAS

Jesús Soto-Torres, de 77 años, se ganaba la vida recogiendo latas en las calles de Laredo, Tx. sufrió un ataque a golpes que lo mandó al hospital en donde luego falleció.

El hombre, según los testigos, desesperado le gritaba a su atacante “¡déjame en paz, ya déjame!” mientras un muchacho de 25 años lo molía a golpes y luego le robó 20 dólares que era su único patrimonio del día.

Miércoles 15 de Julio de 2020 1:03 PM

Por Redacción

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Golpiza a anciano de Texas. El anciano Jesús Soto-Torres murió en Laredo, Texas, luego de un ataque y las autoridades creen que fue asesinado a golpes.

Soto-Torres, de 77 años, falleció el martes 2 de julio en un hospital de Laredo luego de estar más de un mes convaleciente por las lesiones que sufrió en lo que el Departamento de Policía de Laredo cree que fue un ataque a golpes cuando el hombre andaba en su bicicleta por las calurosas calles de esa ciudad, en el sureste de Texas, recogiendo latas que luego revendía para ganarse la vida.

José Humberto Navarro Jr., de 25 años, está en la Cárcel del Condado de Webb, acusado de robo y asalto violento por ser el presunto responsable de haber golpeado a Soto-Torres y de haberle quitado 20 dólares que llevaba consigo el anciano.

Sin embargo, el hombre podría enfrentar cargos de de homicidio si se comprueba que sus golpes causaron el deceso del anciano.

A Navarro Jr. también se le conoce en los vecindario de Laredo como ‘Dido’ y su sobrenombre fue la clave para detenerlo de acuerdo a los documentos legales del caso en contra de Navarro Jr., , se revela la trama de un caso de abuso en contra de Soto-Torres quien rodaba en su bicicleta frente al 1900 Pinder Avenue, en el sureste de Laredo y a un par de cuadras en la frontera con México, recogiendo latas

A las 8:45 de la noche del lunes 18 de mayo una mujer llamó al centro de emergencias del LPD para pedir asistencia para un anciano herido en la calle. Sin embargo, la mujer que llamó no reveló la ubicación de la emergencia y luego de llamar colgó.

La operadora del número de emergencias, por medio del sistema de posicionamiento global (GPS, por sus siglas en inglés), ubicó el teléfono justo frente al 1900 Pinder Avenue y mandó para allá una patrulla del LPD para investigar el caso

Al llegar, según reportó el primer patrullero, se encontró con una mujer a quien sólo identificaremos en esta historia como A.L., de 61 años, para proteger su identidad. La mujer estaba en estado de conmoción y les dijo que un anciano acaba de romper una ventana de su casa a pedradas pero debido a su edad no quería presentar cargos.

El patrullero tomó nota del caso y se fue. Sin embargo, cuando se retiraba de la zona otra mujer le hizo señales al agente para que se detuviera.

Cuando el policía detuvo su patrulla, sobre la misma Pinder Avenue, la segunda mujer le dijo que había un anciano tirado en la calle totalmente golpeado y por la gravedad de las lesiones estaba casi inconsciente.

CRISTOBAL TORO SHOW.jpg