BRAVA%20LOGO%20OFICIAL_edited.png

Expertos: para las elecciones, EEUU habrá superado las 230,000 muertes por COVID-19

Texas se encuentra en la cuarta posición de contagios en el país, con casi medio millón de contagiados; tan solo por detrás de California, Florida y Nueva York

En Junio Shane Reilly comenzó la instalación de la bandera en el frente de su casa en el norte de Austin cuando solo hubo 973 muertes relacionadas con COVID-19 en Texas. Él dice que lo actualiza cada pocos días. Hasta este 3 de agosto, se reportan 7,686 muertes en el estado de Texas a causa del coronavirus.

Martes 04 de Agosto de 2020 7:08 AM

Por EFE Y AP

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Washington.- El COVID-19 no da tregua en Estados Unidos, en momentos cuando decenas de miles de familias se preguntan si es seguro volver a las escuelas en estados donde se está decretando el regreso obligatorio a clases físicas. 

EEUU se mantiene como el país más afectado por el coronavirus, con 4,725,978 casos y 156,650 muertes, según el recuento independiente de NBC News este martes a las 2 a.m. ET.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre Estados Unidos habrá superado los 230,000 fallecidos.

California lidera el ránking de los estados con más contagios (521,012 infectados, 9,430 muertes), Florida ocupa la segunda posición (con 491,884 casos y 7,235 fallecidos) solo por delante de Nueva York, que se mantiene como el estado con más decesos (423,045 contagios, 33,541 muertes).

Le siguen: Texas con 451,667 casos (hasta la fecha de la publicación) y 7,456 decesos; Nueva Jersey, con 185,537 contagios y 15,846 fallecimientos; e Illinois, con 184,522 contagios y 7,723 muertes. 

Después de que estados como Nueva York y Nueva Jersey, ubicados en la costa Este, fueran azotados por la pandemia en los meses posteriores a la llegada de la enfermedad al país, los casos se han trasladado a zonas como California, Florida y Texas, cuyas autoridades han debido retroceder en sus planes de reapertura.

El balance provisional de fallecidos ha superado ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100,000 y 240,000 muertes a causa de la pandemia.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que EEUU llegará al mes de octubre con unos 200,000 muertos.

DILEMA POR EL REGRESO A ESCUELAS

Ante el regreso a clases en algunos estados, muchos padres se encuentran en el dilema de cómo balancear sus trabajos con el cuidado de hijos que son muy pequeños para ir al colegio, en una situación en que el coronavirus ha matado a más de 156,000 personas en el país y va resurgiendo en algunas regiones.

En Baton Rouge, Louisiana, Shannon Dunn ahora tiene que regresar a su trabajo como jefa de la cafetería de una escuela, pero tiene una hijita que está kindergarten y recibirá instrucciones sólo por internet.

“Todos en mi familia trabajan, así que no puedo dejarla con alguien y decirle ‘al mediodía tienes que estar con ella frente a la computadora para su escuela’”, expresó Dunn.

En Georgia, Louisiana, Mississippi y Tennessee las autoridades han llamado a una reapertura de los planteles escolares esta semana.

En Hawaii la reapertura iba a ocurrir el martes, pero el sindicato de maestros presionó para que la fecha sea postergada hasta el 17 de agosto.

La mayoría de las escuelas allí están experimentando con un mecanismo híbrido, en el que los alumnos a veces tendrán clases en persona y a veces a distancia. En otras escuelas, habrá clases presenciales normales sólo para los grados más bajos y muy pocas reabrirán plenamente con clases presenciales.

Muchos distritos escolares en EEUU ofrecieron a los padres la opción de tener algunas clases físicas. Pero el resurgimiento del COVID-19 en muchos estados llevó a muchos planteles a cancelar esa idea al menos para el inicio del año escolar, como ocurrió en Los Angeles, Filadelfia y Washington.

SMARTOUCH FB PR 6102018 copy.jpg