BRAVA%20LOGO%20OFICIAL_edited.png

Honduras, Serbia y México buscan vacunas por su cuenta

Los expertos están cada vez más preocupados de que estos esfuerzos independientes puedan socavar un programa respaldado por la ONU conocido como COVAX, para llevar vacunas de COVID-19 a las personas más necesitadas en todo el mundo

Sábado 06 de Febrero de 2021 1:18 PM

Por AP

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Nueva Delhi, India.- Con los casos de coronavirus en aumento, Honduras se cansó de esperar para recibir vacunas a través de un programa de las Naciones Unidas, por lo que el pequeño país centroamericano se puso a trabajar por su cuenta, asegurando vacunas mediante un trato particular.

Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Empresarial Privado Hondureño, que ayudó a completar la compra proporcionando una garantía bancaria, afirmó que Honduras no puede esperar procesos burocráticos ni decisiones equivocadas para darle a sus ciudadanos la tranquilidad que ofrece asegurar una vacuna contra el COVID-19.

Otras naciones también se están impacientando. 

A diferencia de los brotes de enfermedades del pasado, donde los países menos desarrollados generalmente han esperado que las Naciones Unidas y otras organizaciones entreguen vacunas, muchos ahora están tomando el asunto en sus propias manos. Los expertos están cada vez más preocupados de que estos esfuerzos independientes puedan socavar un programa respaldado por la ONU conocido como COVAX, para llevar vacunas de COVID-19 a las personas más necesitadas en todo el mundo.

Países como Serbia, Bangladesh y México comenzaron recientemente a vacunar a sus ciudadanos a través de donaciones o acuerdos comerciales, un enfoque que podría dejar incluso menos vacunas para el COVAX, ya que los países ricos ya se han hecho con la mayor parte del suministro de este año.

Liderada por la Organización Mundial de la Salud, una coalición para la preparación en caso de epidemias conocida como CEPI y una alianza de vacunas llamada GAVI, el COVAX se creó para distribuir vacunas COVID-19 de manera justa. Los países pueden unirse para comprar vacunas o para recibir vacunas donadas.

Mustaqeem De Gama, diplomático de la misión sudafricana en Ginebra, explicó que existe “cierto nivel de desesperación” entre los países menos desarrollados, alimentado por la propagación de variantes del virus y “la incertidumbre de cuándo podría llegar alguna vacuna de COVAX”. Dudó que los países que se inscribieron en COVAX “obtendrán incluso el 10% de lo que requieren”.

Incluso si esa campaña tiene éxito, el objetivo declarado de COVAX es vacunar a menos del 30% de las personas en los países pobres, lo que significa que los gobiernos deben buscar otras fuentes para obtener suficientes vacunas para lograr inmunidad colectiva.

FUSION PERU TAMAL PERUANO.JPG