BRAVA%20LOGO%20OFICIAL_edited.png

Logran separar a siamesas unidas en el cráneo tras una larga cirugía de 18 horas

Gracias a una cirugía que duró 18 horas e involucró a 30 médicos y enfermeras, las siamesas Ervina y Prefina, que nacieron con una condición extremadamente rara, fueron separadas del cráneo con éxito en un hospital de Italia.

Miércoles 15 de Junio de 2020 11:46 AM

Por Medios

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Según la conferencia de prensa del Hospital Pediátrico Bambino Gesú el pasado 7 de julio, la separación se realizó el 5 de junio y sería la primera vez que médicos en Italia logran separar exitosamente a siameses craneópagos posteriores, lo que significa que comparten un cráneo y la mayoría de los vasos sanguíneos.

Hasta ahora, no existen otros casos de una operación exitosa descritos en la literatura médica en ningún otro lugar del mundo.

"Esta es una de las formas más raras y complejas de fusión", aseguraron los médicos, quienes se prepararon para la cirugía durante más de un año.

Todo comenzó cuando las siamesas, nacidas en la República Centroafricana, llegaron a Italia en septiembre de 2018 luego de que el director del hospital aceptó recibirlas.

Allí, las pruebas realizadas mostraron que las pequeñas en general gozaban de buena salud, pero el corazón de una estaba trabajando de más para mantener el "equilibrio fisiológico de los órganos de ambas, incluido el cerebro".

El hospital reveló que las nenas tenían personalidades "distintas", pues mientras Prefina resultaba vivaz y juguetona, Ervina era más seria y silenciosa.

No obstante, la organización admitió que, el mayor reto que enfrentó el grupo de especialistas, que incluía neurocirujanos, anestesiólogos, neurorradiólogos, cirujanos plásticos, ingenieros y fisioterapeutas, fue la red compartida de vasos sanguíneos que transportaban la sangre del cerebro a sus corazones.

Por ello, fueron sometidas a tres intervenciones muy delicadas "para reconstruir progresivamente dos sistemas venosos independientes". Pero, en la cirugía final, que duró 18 horas, lograron dividir los huesos del cráneo compartido.

Después, los especialistas reconstruyeron la membrana que cubría sus dos cerebros y recrearon el revestimiento de la piel sobre los nuevos.

Afortunadamente, tras un mes después de la delicada operación, la institución afirmó que las niñas están bien e incluso celebraron su segundo cumpleaños el 29 de junio.

Asimismo, los controles médicos demostraron que están evolucionando correctamente, lo que significa que podrán crecer correctamente y "llevar una vida normal, como todas las niñas de su edad".

"Fue un momento emocionante, una experiencia fantástica e irrepetible. Era una meta muy ambiciosa e hicimos todo lo posible para lograrla, con pasión, optimismo y alegría", declaró Carlo Marras, jefe de neurocirugía en el hospital.

Mientras que Ermine, la madre de las niñas, agradeció al equipo por tratar a sus hijas y aseguró que le gustaría que el papa Francisco las bautizara.

"Ervina y Prefina nacieron dos veces. Si nos hubiéramos quedado en África, no sé qué destino habrían tenido. Ahora pueden crecer, estudiar y convertirse en médicos para salvar a otros niños", platicó.

Mira también:

FUSIÓN PERÚ 2.jpg